Horario: Martes a Domingo 10:00 a 18:00 hrs.

BAJO EL MISMO CIELO...SOÑAMOS

ERIKA HARRSCH

Julio 2019 - Septiembre 2019 | Sala 10


Bajo el mismo cielo… soñamos.



Erika Harrsch en colaboración con Magos Herrera, para elemento sonoro.



Esta instalación es un homenaje a los niños que intentan cruzar las fronteras para comenzar una nueva vida, con o sin sus padres, y a todos aquellos migrantes que sueñan con un futuro seguro y con mejores oportunidades. Bajo el mismo cielo... soñamos, es una reflexión sobre el derecho de libre movilidad y las consecuencias de la criminalización a la migración irregular que favorecen la existencia de centros de detención para menores indocumentados cerca de la frontera de México - Estados Unidos. Desde el comienzo del 2014, cientos de miles de jóvenes y familias indocumentadas de Centroamérica y México llegaron a la frontera, y dada la falta de protección humanitaria, la crisis migratoria se convirtió en un negocio multimillonario para prisiones privadas y cárceles de condados, que encierran al noventa por ciento de los inmigrantes detenidos. La pieza sonora da voz a la acallada ley del Congreso presentada en 2001 como parte de la reforma migratoria en los Estados Unidos que nunca fue aceptada, Dream Act (por sus siglas en ingles de Desarrollo, Ayuda y Educación para Menores Extranjeros); es una propuesta de ley que tenía como objetivo crear un camino claro hacia la ciudadanía para los niños indocumentados que crecieron en los Estados Unidos, los DREAMERS -Soñadores (Un largo proceso de varias fases que les habría concedido a los inmigrantes indocumentados, la residencia condicional y al cumplir con muchos más requisitos, les daría la residencia permanente).



El espacio de la video instalación es delimitado por una pantalla suspendida a la que se ha cortado en un extremo la réplica de línea divisoria de la frontera entre los Estados Unidos de América y México. Sobre ésta se proyecta un cielo en movimiento. Del otro lado de la pantalla se simula una celda de detención para menores en las instalaciones de procesamiento de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos, (basada en las primeras imágenes reveladas en el 2014 por periodistas en los centros de detención para menores no acompañados e indocumentados en Texas y Arizona). Se trata de dormitorios precarios con colchonetas penitenciarias sobre el suelo y breves frazadas metálicas de mylar, iguales a las que utiliza el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en los dormitorios de los centros de detención para menores indocumentados que han sido arrestados al tratar de entrar al país ilegalmente.



La integración de los espectadores activa la pieza cuando son invitados a sentarse o acostarse sobre las colchonetas.  Al mismo tiempo, dentro de ese mismo espacio, se puede escuchar en sonido estereofónico, la evocadora interpretación musical del texto del DREAM Act interpretada por la cantante Magos Herrera. Sin instrumentos musicales, Herrera canta a capela las estrofas de esta ley como la voz de una madre que evoca a su hijo. Las letras de la canción se encuentran reproducidas dentro de los varios libros de artista diseñados por Harrsch, y han sido iluminados con íntimas lamparitas de lectura personal. En los libros se puede ver la colección de fotografías realizadas durante un periodo de tres años, la primera mitad dese El Paso TX y la segunda desde Ciudad Juárez. Las páginas centrales contienen la letra de la legislación no aprobada, el DREAM ACT, a manera de poesía concreta y que se convierte así en la división virtual de los dos mundos.



Alrededor de 2 millones de Dreamers-Soñadores, se verían beneficiados por la aprobación de alguna versión del DREAM Act, quienes viven diferentes versiones del Sueño Americano. Se trata de jóvenes que son hijos de agricultores y quienes fueron traídos desde niños; algunos que han obtenido su estatus legal al integrarse al servicio militar; estudiantes que no pueden graduarse o conseguir trabajo legal, o que nacieron en EUA pero que tienen padres o hermanos indocumentados y que viven en constante temor a ser deportados. La pregunta fundamental que DREAM Act aborda, es ¿Cómo se puede garantizar la seguridad, y el futuro económico de los jóvenes ya integrados a las comunidades a lo largo de los Estados Unidos, quienes son buenos ciudadanos, se han empeñado y trabajado exitosamente no obstante de su lugar de nacimiento? - Es una pregunta que continua sin respuesta y el futuro de la permanencia de estos jóvenes en la Unión Americana cada vez enfrenta mayores riesgos. Hace 4 años cuando Erika Harrsch inició este proyecto, se percibía un clima de esperanza. Era inimaginable entonces el desenlace de las políticas migratorias actuales de los Estados Unidos. Bajo el mismo cielo… soñamos, recoge un momento luminoso de las políticas migratorias que pronto entraron en desuso.



 



 



 

Galería
Centro Cultural Clavijero
Horario:
Martes a Domingo
10:00 a 18:00 hrs.